Tel: (718)273-9757 / (347)753-4502

NYC la declara la guerra al acoso sexual en sitios de trabajo

Con una campaña masiva para que las víctimas denuncien estas conductas, que han aumentado 40%, la Comisión de Derechos Humanos espera frenar a los acosadoresEs solo un abrazo”, “solo estaba coqueteando” y “es una broma”, son algunas de las frases comunes que muchas personas escuchan en sus sitios de trabajo, luego de recibir de compañeros o jefes comentarios incómodos, considerados actos de acoso sexual. Y viendo un aumento del 40% en las denuncias por este tipo de conductas durante los dos últimos años, la Ciudad de Nueva York acaba de lanzar una campaña masiva con la que arrecia la guerra contra los acosadores.
Datos de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad demuestran que entre el 2016 y el 2017 hubo 117 denuncias, comparadas con 82 entre 2014 y el 2015. Por ello la agencia, a través de esta iniciativa, pretende educar más sobre un tema que ha cobrado mayor importancia en los últimos meses, tras la campaña #MeToo, y motivar a las víctimas a reportar los incidentes y poner freno a los acosadores en lugares de trabajo.
“Creamos esta campaña pública para recordarle a los neoyorquinos que la Comisión es un lugar donde pueden denunciar el acoso sexual, hacer justicia y responsabilizar a los infractores (…) Nadie debería sufrir acoso sexual o de género en el lugar de trabajo, ni ahora ni nunca”, aseguró la comisionada de Derechos Humanos, Carmelyn Malalis, destacando que muchas veces las víctimas no denuncian por temor a represalias o que no les crean.
“Queremos asegurarles a los neoyorquinosque la Comisión toma en serio todos los reclamos de acoso sexual e investiga las quejas para hacer justicia para las víctimas. Alentamos a presentarse y denunciar el acoso sexual para que podamos ayudar a ponerle fin”, agregó la funcionaria, tras explicar que la campaña durará seis semanas con anuncios en trenes, autobuses, albergues, redes sociales y periódicos, entre otros.
En Nueva York existe la llamada Ley de Derechos Humanos, que no solo protege a los neoyorquinos contra la discriminación y el acoso en asuntos de empleo, vivienda y alojamiento público, sino que además condena cualquier comportamiento sexual no deseado, como comentarios sexuales, bromas, gestos, toqueteos, mensajes de texto o correos electrónicos que creen un ambiente de trabajo hostil y ofensivo.

“Una mujer con curvas grandes”

Ese tipo de experiencias las sintió en carne propia María, una joven dominicana de 27 años, quien trabajaba como mesera en un restaurante en Manhattan, donde vivió dos años laborales que califica de incómodos, en los que sus quejas eran vistas como “exageraciones” y nunca las tomaron en serio.
Yo soy una mujer con curvas grandes y aunque a muchas mujeres, especialmente en nuestra cultura, les enseñan que cuando los hombres hablan de nuestras figuras, eso son piropos, para mí era una falta de respeto que me molestaran casi a diario haciendo chistecitos sobre mi y diciéndome que taba buena, aún ellos sabiendo que yo era casada”, recuerda la joven. “Y lo peor es que cuando les decía ‘ya, dejen la vaina’, ellos me decían amargada, aburrida, y el manager solo les decía que me dejaran tranquila, pero nunca hubo acciones reales para parar ese acoso”.
Al final la dominicana asegura que prefirió retirarse y comenta que es muy positivo que por fin el tema del acoso sexual en el trabajo se ponga bajo los reflectores. “Esto es un llamado de atención para que la gente entienda que no pueden molestar a uno con comentarios ni insinuaciones ofensivas, porque lo peor del acoso es que muchas veces parece sutil, pero detrás hay una dosis enorme de violencia de género”, concluyó la joven, quien prefiere reservarse el apellido y el nombre del sitio donde trabajó para no ser nuevamente objeto de señalamientos.

Apoyo de funcionarios electos

“En esta nueva era de #MeToo y #TimesUp, felicito a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad por ayudar a la Ciudad de Nueva York a destacarse como líder en la lucha contra el acoso sexual en el lugar de trabajo”, manifestó la defensora del pueblo, Letitia James. “Esta campaña publicitaria deja en claro que nuestra Ciudad no puede tolerar ni tolerará el acoso sexual de ninguna forma, y que las víctimas tienen una manera confiable y segura de buscar la ayuda y la justicia que merecen”.
El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson reiteró a los neoyorquinos, sinimportar su estatus migratorio, que todas las personas tienen derecho a trabajar en un lugar donde se sientan seguras y deben informar incidentes en los que se violan sus derechos.
“La campaña #MeToo ha arrojado una luz muy necesaria. El mensaje es claro: la Ciudad de Nueva York no tolerará la degradación de las personas en el lugar de trabajo”, dijo el líder político.
Entre tanto, Carlina Rivera, copresidenta del Caucus de Mujeres del Concejo, hizo un llamado para que las víctimas de acoso sexual levanten sus voces sin necesidad de ser señaladas y agregó que es un avance empezar a hablar del tema con la seriedad que se merece.
“Si nuestra ciudad normaliza y desestigmatiza la conversación sobre el acoso sexual, haciendo que los neoyorquinos sientan que está bien dar un paso hacia adelante, entonces podremos lograr que más personas denuncien las violaciones que enfrentan”, dijo la concejal de origen hispano.
Jacqueline Ebanks, directora de la Comisión de Equidad de Género, manifestó que es el momento para que Nueva York erradique el acoso sexual y aseguró que al brindar más información sobre este asunto, la campaña de la Ciudad “es una herramienta fundamental” para combatir ese flagelo.

Para hacer denuncias:

Cualquier persona que sea víctima de acoso sexual en su sitio de trabajo y que sienta que sus denuncias están siendo desestimadas, pueden reportar las quejas llamando al teléfono (718) 722-3131, incluso cuando acuerdos de arbitraje les impiden presentar los casos ante los tribunales.
La Ciudad advierte que no solo los empleados pueden denunciar conductas inapropiadas, sino también contratistas, pasantes y voluntarios, ya sean remunerados o no.

Datos de la campaña

  • 43% aumentaron las denuncias sobre acoso sexual en sitios de trabajo en los últimos dos años.
  • 117 denuncias de acoso se registraron entre 2016 y 2017.
  • 82 denuncias hubo entre el 2014 y el 2015.
  • 1.4 millones de dólares fueron impuestos en penalidades y daños por casos de acoso sexual.
  • $250,000 fue la penalidad más alta impuesta por un caso de acoso sexual.
  • 148 investigaciones de acoso sexual o de género se están investigando actualmente.
  • 6 semanas durará la campaña de educación contra el acoso sexual laboral.
  • 5,000 sitios tendrán cartels informativos.
  • 24 periódicos étnicos, entre ellos El Diario, tendrán anuncios de la campaña.

COMENTARIOS

Nombre

Artistas,12,Deportes,1,Desde el Estrellato,3,Noticias,4,
ltr
item
Corazonadas Digitales: NYC la declara la guerra al acoso sexual en sitios de trabajo
NYC la declara la guerra al acoso sexual en sitios de trabajo
Corazonadas Digitales
http://www.corazonadasdigitales.com/2018/04/nyc-la-declara-la-guerra-al-acoso.html
http://www.corazonadasdigitales.com/
http://www.corazonadasdigitales.com/
http://www.corazonadasdigitales.com/2018/04/nyc-la-declara-la-guerra-al-acoso.html
true
5784339553265997252
UTF-8
Loaded All Posts No se ha encontrado ninguna publicación. VER TODO Leer Más Respuesta Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS View All RECOMENDADO PARA TI : ARCHIVO BUSCAR ALL POSTS Not found any post match with your request Inicio Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow THIS CONTENT IS PREMIUM Please share to unlock Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy